CLAVES PARA REESTRUCTURAR UNA EMPRESA

En situaciones de crisis, reestructurar una empresa es la diferencia entre cerrar un negocio o sobrevivir. En muchas ocasiones, el empresario tiene ciertos apegos emocionales que le dificultan en la toma de decisiones o, simplemente, no tiene los conocimientos necesarios para afrontar el proceso de reestructuración. Despedir personal no siempre es la solución, sino una forma de alargar la agonía. Reestructurar es una forma muy válida de emprender. Sea cual sea el motivo, considera lo siguiente para que afrontes el proceso con todas las garantías:

  1. Analiza todos los procesos 
    ¿Son realmente necesarios para la actividad? ¿Aportan valor para el cliente o sólo son una fuente de gastos e ineficiencias? El criterio clave es cómo generar más con menos, es decir, cómo ser más productivos con lo que hacemos.
  2. Agrupa actividades
    Para eliminar las duplicidades. Muchas veces las empresas crecen y las tareas se duplican por la falta de comunicación o el personal que se va incorporando hace las cosas a su manera.
  3. Busca dentro de la empresa aquellos trabajadores
    Que puedan liderar y motivar al resto del equipo, tu personal clave.
  4. Si vas a reducir personal
    Hazlo en base a perfiles y no sólo al sueldo porque a veces la única solución es tener personas polivalentes y motivadas.
  5. Crea una visión de futuro
    Que motive y comparta toda la empresa, sólo así podrás crear la energía necesaria para que las empresas sean más creativas y den lo mejor de uno mismo para poder reestructurar.
  6. Busca nuevas formas para aumentar las ventas
    Porque por mucho que reduzcas gastos siempre habrá unos mínimos. En ese momento la única solución será aumentar los ingresos, para ello te aconsejo que antes de captar nuevos clientes, te centres en cómo retener a los clientes que ya tienes.

 

Regresar al blog