QUÉ ES EL PRESUPUESTO DE TESORERIA

Cuando se analiza la viabilidad de una empresa es necesario hacer un análisis de la liquidez de la misma, ya que la falta de liquidez puede ser fatal en un negocio que puede ser rentable. Para estudiar la liquidez de una empresa se realiza el Presupuesto de Tesorería, en el que se recogen los cobros y pagos de la empresa.

Tener presente que La rentabilidad de un negocio se mide por la posibilidad de generar beneficios, es decir, es consecuencia de la diferencia entre las ventas y los gastos de la empresa. La liquidez de un negocio se mide por la capacidad de hacer frente a todos los pagos, y esto se mide por la  diferencia entre los cobros y los pagos.

La tesorería mide el flujo de dinero en la empresa, es decir, entradas y salidas. Este flujo no coincide, en la mayoría de los casos, con el flujo de ingresos y gastos.

1.- Las diferencias que pueden existir entre ingresos o ventas y los cobros son las siguientes:

  • Las ventas que recoge la cuenta de resultados están sin IGV, sin embargo, la empresa tiene que cobrar la factura total, es decir, con IGV incluido.
  • No todas las empresas cobran al contado, puede existir un momento del tiempo para la venta y otro para el cobro, por lo que el flujo de dinero no coincide con el momento de la facturación.
  • Existen conceptos que representan cobros en la empresa y no suponen ventas o ingresos (por ejemplo préstamos).

 

2.- Las diferencias que pueden existir entre gastos y pagos son las siguientes:

  • Al igual que en los cobros e ingresos, existen gastos que soportan IGV que deberán imputarse en la cuenta de resultados sin IGV, pero a la hora de pagar se pagan con IGV incluido.
  • No en todas las empresas se pagan todos los gastos al contado, puede existir una diferencia entre el momento del gasto y del pago.
  • Existen pagos que no representan gastos, por ejemplo, la devolución del principal de un préstamo.

Si al realizar el presupuesto de tesorería desglosado para el primer año se detectara algún déficit, o falta de liquidez en algún mes, habrá que replantear algunos de los aspectos siguientes:

  • Aumento de la financiación, con el consiguiente incremento de gasto financiero, financiación propia, incrementando capital.
  • Cambio en los plazos de las deudas de las entidades financieras, o posibles aplazamientos en los plazos de proveedores, etc.
  • Estudiar la posibilidad de reducir gastos, sin que se vea afectada la actividad.
  • Estudiar la posibilidad de cobrar a un plazo menor a la clientela, sin que repercuta en la cifra de ventas.

Hay que ver, en cada caso, cuál es la opción posible y más favorable, ya que se puede ser una empresa con pérdidas el primer año, pero con potencial a futuro.

 

Regresar al blog